Todas las viviendas o locales construidos antes de 2007 que se quieran vender o alquilar tendrán que poseer el certificado energético correspondiente. RD 235/2013 de 5 de abril

Certificación energética

Los edificios existentes o parte de los mismos, tendrán la obligación de presentar la certificación energética a partir del día 1 de junio de 2013, y que tendrá una validez de diez años. Real decreto 235/2013 de 5 de abril.
La calificación energética de una vivienda o local se convierte en un factor importante a la hora de valorar la compra o alquiler de la misma.
El precio de mercado de un mismo inmueble puede variar de forma considerable.

¿Para qué sirve el certificado energético?

Mediante la certificación energética se puede saber el comportamiento energético de un inmueble y cómo mejorarlo para que consuma menos energía y, por lo tanto, reducir el importe de las facturas de luz, gas, etc.

¿Cuál es el documento oficial relativo a la certificación energética?

Los resultados del procedimiento de certificar energéticamente un edificio vienen reflejados en el Certificado de Eficiencia Energética y en su correspondiente Etiqueta de Eficiencia Energética, la cual muestra el nivel de calificación energética del edificio en una escala de la A (mayor eficiencia energética) a la G (menor eficiencia energética).

¿Puedo ofrecer la vivienda en alquiler o venta sin contar con la certificación energética?

No. La etiqueta energética debe acompañar a cualquier actividad comercial que se realice para vender o alquilar la vivienda. De esta forma, tanto en los escaparates de las agencias inmobiliarias como en los portales de internet deberán aparecer las etiquetas energéticas como una característica más de la vivienda o local.

¿Qué obligaciones tiene el vendedor o arrendador?

El vendedor/arrendador deberá mostrar la etiqueta energética durante la promoción de venta/alquiler del inmueble (ej. junto a la descripción del inmueble en el escaparate de una inmobiliaria). En caso de venta, el vendedor deberá entregar al comprador en la notaría un original del certificado. En caso de alquiler, deberá adjuntar una fotocopia al contrato de arrendamiento.

Mejore su calificación energética

Si desea mejorar la calificación energética de su propiedad resulta muy rentable realizar una rehabilitación energética, no solo por la revalorización de su inmueble, sino por la rápida amortización del gasto en los consumos de energía.
Consúltenos sin compromiso cualquier duda sobre nuestro servicio de rehabilitación energética y las ventajas para usted.